Piel Madura

¿ Cómo reconocerla ?

Una piel madura, más que un reflejo de la edad, responde a una situación hormonal. Las mujeres pre-menopáusicas o menopáusicas presentan una disminución en la producción de hormonas femeninas que modifican la piel. más sensible, presenta un aspecto más flácido y deshidratado.En el caso de las pieles de color, éstas tienden a presentar problemas de pigmentación. La tez es menos uniforme.

Para ello, los tratamientos adaptados permiten limpiar la piel con suavidad, sin irritar la piel, delicada y sensible en esta etapa. Procuran una hidratación óptima, sin aportar grasa, respetando el equilibrio natural de la piel. Los tratamientos regenadores permiten reforzar la actividad celular, que se ha atenuado, y ayudan a renovar la epidermis. Mantienen el tono más luminoso, más uniforme.

Las necesidades de tu piel varían en función de las estaciones, siendo diferentes en invierno o verano debido a la sequedad o humedad del ambiente. También dependen del ritmo de vida, la salud y el régimen alimentario. Por ello es necesario adaptar los tratamientos a lo largo del año.

 

Productos recomendados :

FAQ